Preparación previa a la impermeabilización de tejados

impermeabilización de tejados

Preparación previa a la impermeabilización de tejados

Preparación previa a la impermeabilización de tejados
5 (100%) 6 votes

Como especialistas en la reparación de tejados, desde Impertec sabemos que uno de los trabajos más necesarios en los tejados es su impermeabilización. Del mismo modo que sabemos que es fundamental la realización previa de la superficie que vamos a impermeabilizar. Antes de realizar cualquier trabajo de aislamiento o impermeabilización, es totalmente necesario poner mucha atención y asegurarse de que no queden restos de polvo, arena, cascotes o bien basura sobre la superficie, debido a que, si nos dejamos restos, el material que empleemos no cumplirá su función impermeabilizante correctamente y posiblemente, al poco tiempo, aparecerán humedades. ¿Quieres conocer el resto de precauciones a tomar para la impermeabilización de tejados? Sigue leyendo para descubrirlas.

Cómo preparar una cubierta para su impermeabilización

Para preparar apropiadamente las superficies para la impermeabiliazación de cubiertas, en especial en edificios que tienen cierta antigüedad, hay que aplicar una capa de mortero o de un material similar a fin de igualar la superficie. Y una vez realizada esta operación y antes de comenzar a impermeabilizar, debemos asegurarnos de que la capa aplicada ha cuajado absolutamente y se ha secado con perfección. De esta manera, el aislante va a quedar pegado perfectamente y podrá retener el agua de lluvia sin dificultad.

Por otro lado, hay esenciales diferencias al efectuar los trabajos de impermeabilización con temperaturas bajas que con temperaturas más altas. Ya que el frío hace que la adherencia de los impermeabilizantes más usuales sea imperfecta y la aparición de humedad va a ser prácticamente inevitable. Por eso es recomendable hacer la impermeabilización del tejado antes de que llegue el invierno.

Al empezar ya a poner las planchas aislantes, nuestros técnicos debe cuidar que, en las zonas donde convergen los elementos horizontales y verticales de la cubierta, las planchas impermeabilizantes cubran, al menos, 15 cm de altura en vertical. De esta manera, si lluvias son rebosantes no va a haber peligro de que el agua sortee el aislante. Asimismo, las zonas pegadas a los sumideros, a las juntas de dilatación y los puntos de anclaje de barandillas requieren un cuidado singular para impedir la aparición de humedades.

¿Necesitas contratar la impermeabilización de tejados en tu edificio? Si es así, desde Impertec estamos a tu entera disposición. Nuestros técnicos se encargarán de aislar tu cubierta tomando todas las precauciones necesarias y ofreciéndote la máxima garantía. Puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

No Comments

Post A Comment